1/17/2018

Diplomacia tripolar de EU/Rusia/China evita guerra nuclear en la península coreana

Bajo la lupa
Alfredo Jalife-Rahme


Foto
La diplomacia de EU, Rusia y China ha evitado una guerra nuclear en la península coreanaFoto Afp
Son pocas las buenas noticias, como el plausible diálogo de las dos Corea bajo el espíritu olímpico de invierno, en medio del profundo caos global provocado por la decadencia de EU y el clásico llenado de sus vacíos geoestratégicos por Rusia y China (https://goo.gl/CuAiv3).
Vale la pena escuchar las declaraciones de los tres mandatarios supremos del planeta en referencia a la distensión de las dos Corea y al arranque de sus negociaciones después de dos años de parálisis –curiosamente: un año que correspondió a Obama y otro a Trump.
Llama profundamente la atención que los geoestrategas chinos y rusos admitan en forma realista el rol primordial de EU que, por lo menos, no ha torpedeado el espectacular acercamiento entre Pyongyang y Seúl, cuya reunión desembocó en varios notables acuerdos: la participación de Norcorea en los Juegos Olímpicos del 9 de febrero en Sudcorea a 38 kilómetros de la transfrontera; el aplazamiento de los ejercicios militares conjuntos de Sudcorea y EU; y el cese de pruebas nucleares y misilísticas de Norcorea.
A juicio de Wang Sheng –profesor de la Universidad Jilin– “Norcorea siguió el objetivo de probar armas nucleares y misiles como moneda de cambio (bargaining chip) para forzar a EU a negociar” (https://goo.gl/Uf5t8U).
Wang Sheng aduce que Norcorea, atrapada en un aislamiento diplomático bajo durezas económicas, busca mejorar las relaciones con Sudcorea para obtener beneficios economicos. A su juicio, la suspensión del desarrollo nuclear armamentista de Sudcorea evita el riesgo de una guerra de EU.
Wang Sheng alaba el “éxito de la política del lúcido mandatario sudcoreano Moon Jae-in de cooperación pacífica con Norcorea y comenta que el resultado del diálogo intercoreano debe ser visto como la versión experimental del congelamiento por otro congelamiento –que justamente impulsaron China y Rusia.
En su novena llamada por teléfono al presidente sudcoreano –quien a sus 64 años ha resultado un estupendo estadista–, Trump manifestó estar abierto a charlas directas (¡mega-super-sic!) con Norcorea en el momento apropiado, bajo las circunstancias adecuadas.
El mandatario sudcoreano también expresó su disposición a reunirse con su homólogo norcoreano cuando se cumplan las condiciones.
Dejo de lado las amenazas de The Wall Street Journal (08/01/18) y la estrategia de nariz sangrienta de golpes militares limitados contra Norcorea por EU.
Por su parte, el mandarín chino Xi Jinping también habló por teléfono con el presidente Sudcoreano y expresó su pleno apoyo al diálogo intercoreano, así como a su reconciliación y cooperación (https://goo.gl/imMKS5).
El zar Vlady Putin afirmó que el mandatario norcoreano Kim Jong-un obviamente (sic) ganó este round y comentó que Kim era un político hábil y maduro” a sus 34 años.
A juicio del zar Vlady –uno de los máximos geoestrategas del siglo XXI junto al mandarín Xi Jinping–, Kim Jong-un completó su objetivo estratégico: posee el arma nuclear, tiene misiles de alcance global (¡mega-súper-sic!), hasta de 13 mil kilómetros que pueden alcanzar casi cualquier punto del planeta. Putin refirió además que el mandatario norcoreano desea tranquilizar la situación.
El zar Vlady es todavía más hábil al puntualizar los alcances misilísticos de Norcorea, sin citar obviamente a Estados Unidos (https://goo.gl/9iPYWq).
Quizá la muy capaz diplomacia rusa, que sabe calibrar los alcances misilísticos retóricos de Trump, haya aconsejado al juvenil mandatario norcoreano de que había llegado el tiempo de negociar con sus hermanos de Sudcorea, lo cual puso en desventaja las fanfarronadas de Trump, quien había amenazado borrar de la faz de la tierra a Norcorea.
Cada vez se asienta más la deliberada doble personalidad disociativa de Trump –quien un día opera como el bondadoso doctor Jekyll y otro día como un transformado maldito Hyde después de haber ingerido su poción bélica–, para confundir a su contraparte cuando estira la liga al máximo para negociar en óptimas condiciones y luego ceder en el punto idóneo después de haber obtenido un mínimo de concesiones, de acuerdo a su manual El Arte de Negociar(https://goo.gl/ZPtDvR).
Después de haber recibido a la primer ministro de Noruega Erna Solberg, Trump declaró sorprendentemente que colaborar con países, sea Rusia, (sic) o China (sic) o India (nótese la secuencia), o cualquiera de los países que rodean este mundo, es una muy buena cosa. No es una mala cosa.
Dejo de lado el primitivismo lingüístico de Trump, pero no deja de inquietar su perturbador maniqueísmo donde no caben ni matices ni sutilezas.
El analista Jin Xiangdong, de la Universidad Xiamen, arguye que para la erradicación total de las tensiones en la península coreana se requiere la voluntad de EU que no está interesado en acabar con las tensiones: “ninguna de las partes desea iniciar una guerra, incluyendo EU. Sin embargo, la paz (sic) en la península coreana no se encuentra en la agenda de Washington, puesto que, en ese caso, EU perdería el pretexto de consolidación con sus aliados, Sudcorea y Japón, contra China, por lo que no habría justificación alguna para la presencia de EU en Sudcorea, además de que EU perdería un inmenso mercado de venta de armas si se resuelve la crisis (https://goo.gl/ZREXWd)”.
Tal es el flagrante caso de la venta del sistema misilístico balístico de defensa (THAAD, por sus siglas en inglés) por EU a Sudcorea, obligada a comprar por mil millones de dólares.
Cada crisis candente y/o mayúscula, como el contencioso de la península coreana, tiene su propia resolución y sus propios actores, en diferentes sincronías y circunstancias geopolíticas.
A reserva de conocer los detalles que empujaron a dialogar a las dos Corea, dada la situación imperante de caos global que legó Obama y que exacerbó Trump,
Es notorio que la participación in extremis de China y Rusia evitaron que Trump apretara el botón nuclear que alardeó ser de mayor tamaño que el de su contrincante retórico de Norcorea.
Insisto: pese a las jeremiadas de Trump, todavía no emprende la guerra que ha marcado en fechas recientes a cada presidente de EU.
El peligro de una guerra con sello trumpiano es probable que se deba a dos consideraciones: las fuertes presiones de su yerno talmúdico Jared Kushner, ligado al eje de Bibi Netanyahu/Sheldon Adelson, para librar una guerra contra Irán; y la descomposición doméstica que le obligue a buscar una justificación bélica para sortear tanto la elección de noviembre como sus avatares judiciales y legislativos (https://goo.gl/CXVEoi).
La “colaboración (Trump dixit)” de las tres superpotencias –EU/Rusia/China– ha llevado a la distensión (détente) en la península coreana y puede servir de modelo de aplicación en otros frentes cuando y donde colisionen sus intereses, en sus esferas de influencia.
Queda enterrado el difunto formato hexapartita cuando la bilateralidad de las negociaciones entre las dos Coreas han sido lubricadas por el esquema tripolar, donde quedó marginada la belicosa Japón.
Hasta hoy la diplomacia tripolar de EU/Rusia/China ha evitado una guerra nuclear en la península coreana.
Facebook: AlfredoJalife

En el país sólo 25.4% de los adultos mayores percibe pensiones por retiro

Haití, la nación con el más bajo índice, 1 de cada 100: OIT


Foto
La OIT señala que a escala global 38.6% de la población de AL no cuenta con pensiones

Mientras en 22 países de América Latina, 50 por ciento de los adultos mayores perciben pensiones por retiro, en México sólo 25.4 por ciento de este sector de la población tiene jubilaciones.
Es decir, en este país sólo uno de cada cuatro de estos adultos mayores tienen pensión, que es uno de los niveles más bajos de la región. Después de México, en Perú, menos de una quinta parte de los ex trabajadores tiene recursos por jubilación.

La nación con más bajo índice es Haití, donde sólo 1 de cada 100 de estos adultos tiene ingresos por seguridad social, señaló la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba.
Las estadísticas del reporte mundial sobre Protección Social 2017-2019 de esta organización señalan que a escala global 38.6 por ciento de la población de América Latina no cuenta con esta prestación social, es decir, cerca de 241 millones de personas.
En México, sólo una cuarta parte de esta población cuenta con pensiones. Porcentaje que se compara muy bajo respecto del promedio mundial que establece que 68 por ciento de las personas que llegan a la edad de jubilación reciben esta prestación.
Incluso varios países han conseguido la cobertura universal de las pensiones como Argentina, República Bolivariana, China, Cabo Verde, Sudáfrica; y otros como Chile, Brasil y Uruguay están próximos a conseguirla.
Sin embargo, en todo el mundo, el nivel de esta prestación es tan bajo que no alcanza para que los adultos mayores salgan de la pobreza. La suficiencia de las pensiones sigue siendo un problema en muchos países, señala la información.
Indica además que el gasto en pensiones y demás prestaciones para los adultos mayores representa apenas 5.9 por ciento del producto interno bruto (PIB) en promedio mundial, y existen grandes diferencias entre regiones.
También puntualiza que la presión en favor de la austeridad y la consolidación fiscal siguen poniendo en peligro la suficiencia de las jubilaciones a largo plazo, y teniendo en cuenta el envejecimiento de la población, es preciso mantener un adecuado equilibrio entre sostenibilidad y equidad de las mismas.
Además se observa una tendencia a revertir la privatización de las pensiones, ya que esta política no arroja los resultados previstos, países como Argentina, Bolivia, Polonia, Hungría y otros están restableciendo los sistemas públicos basados en la solidaridad. En tanto, en México están desapareciendo las jubilaciones del sector público y se amplían los esquemas privados.

Foto Marco Peláez Patricia Muñoz Ríos
 Periódico La Jornada

Morena y PT piden que Meade, Robles y Miranda expliquen clonación de tarjetas

Elecciones 2018
Deben comparecer, al igual que Virgilio Andrade, afirman



La bancada de Morena-Partido del Trabajo en el Senado solicitará este miércoles, en la Comisión Permanente, la comparecencia del ex secretario de Hacienda y precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, así como del ex titular de Sedesol, Luis Miranda, y del titular del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), Virgilio Andrade, para que expliquen a detalle el supuesto fraude con tarjetas para la reconstrucción de viviendas por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados.
También solicitarán que comparezcan el ex titular de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González, y de la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, para que informen al Senado qué pasó en la entrega de tarjetas para damnificados por los sismos, ya que hay casos en los que a nombre del mismo beneficiario se entregaron 32 tarjetas, denunció ayer en conferencia de prensa el senador Zoé Robledo.
El legislador reprobó que el gobierno federal lucre con la tragedia de muchos mexicanos que están a la espera del apoyo económico para reconstruir sus casas.
El senador de la bancada PT-Morena, Robledo, señaló que esto es un delito, están lucrando con el dinero que correspondía a quienes perdieron todo en los sismos del año pasado. Hay tarjetas que eran para Chiapas y las entregaron en Veracruz, o dinero que se están embolsando, desviándolo para otros fines que podrían ser electorales.
Dijo que Andrade, como titular de Bansefi, tiene que explicar qué ocurrió. Es importantísimo que el ex secretario Miranda y la titular de Sedatu, Robles, aclaren la situación. El precandidato presidencial del PRI, Meade, debe hacer una pausa en su campaña para que explique al Senado qué ocurrió en la entrega de tarjetas a los damnificados. Que nos diga cómo operaban, y si no tenían control sobre los funcionarios de dependencias sectorizadas o que están en el sector de Hacienda que él dirigía y si conocía la investigación que realizó la CNBV que no es de éste año, ya lleva tiempo.
Abundo: Estaban preparando este tipo de fraudes, y hoy, es lo peor, tienen a gente esperando recibir sus recursos, pues muchas personas fueron notificadas que recibirían una tarjeta, pero eso en realidad nunca ocurrió, o peor aún, damnificados que recibieron tarjetas, pero que a su nombre se emitieron muchas más para, seguramente, financiar campañas político electorales.
Por otra parte, el coordinador de los senadores del Partido de la Revolución Democrática, Luis Sánchez, reprochó la aparición de lo que llamó depredadores por la clonación de tarjetas para los damnificados por los sismos de septiembre pasado.

Víctor Ballinas Periódico La Jornada
Miércoles 17 de enero de 2018, p. 14


Guerra tonta


Luis Linares Zapata

Aquellos admiradores de los procesos electorales estadunidenses celebran los efectos de la propaganda negativa. Sostienen que ayuda a conocer mejor a los candidatos en pugna. A la sombra de esos postulados han crecido numerosos publicistas que presumen ser especialistas en tal rubro. Algunos al alcanzado inmerecida fama internacional y se teme su posible arribo a México. Ya han sido empleados con anterioridad tanto por panistas como por el PRI. Habría entonces que distinguir si esta práctica merece ser adoptada como una fase lateral de la competencia por los cargos públicos en juego. Insistir, por tanto, en la distinción entre esparcir francas mentiras que azuzan fobias indebidas o temor colectivo, frente a lo que implica sacar a la luz ángulos oscuros, cadáveres ocultos de partidos o candidatos, pero que algo tienen de realidad.
Lo que viene sucediendo en la precampaña en curso se aleja de ambas posibilidades descritas. La difusión conlleva, hasta ahora al menos, solo un conjunto de tonterías magnificadas. Decir que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es un nini o que J. A. Mead no levanta a muy poco conduce al electorado. Ningún descubrimiento dañino para los destinatarios contienen tan pedestres frases. Tachar, con cara desquiciada de gobernante pendenciero, a AMLO de estar loco, es simple desquite estomacal y no más de eso. Pintar bardas en Caracas apoyando la candidatura de AMLO en la Venezuela de Maduro fue una ridiculez. Insistir en agrandar la riqueza del panista R. Anaya por su caro tren de vida o los incrementos en las propiedades familiares es cuete quemado. Gastar tiempo aire en publicitar que Anaya habla inglés y francés tampoco le da ventaja. Como tampoco la da el ser avezado financiero.
Otras rutas iniciadas en la llamada precampaña, en cambio, comienzan a orientarse por senderos que pueden ser efectivos en su cometido: afectar las posibilidades de triunfo de uno o todos los contendientes. El caso llevado en Chihuahua sobre el peculado con recursos públicos es un punto señero, ejemplar. Ya esparce múltiples consecuencias para formar o robustecer las opiniones ciudadanas. La sospecha de los dineros públicos fluyendo a las campañas del PRI eran asunto casi normalizado en el horizonte ciudadano. Lo novedoso es la comprobación con cantidades y rutas usadas en la ilegal manipulación. La posterior detención del secretario adjunto del PRI complica y esparce ramificaciones insospechadas con anterioridad. La misma intervención de la Secretaría de Hacienda le ha dado el toque adicional. La capacidad de esta poderosa secretaría para llevar a las ocho columnas (radio, Tv y prensa) su postura pone de relieve, no sólo la dimensión alcanzada por los sucesos difundidos, sino su desmesurada influencia mediática. No se olvidan, tampoco, las otras vertientes: reiteradas peticiones de extraditar al ex gobernador César Duarte y la torpe negativa de la PGR de inacción premeditada es una de ellas. Mientras más tarde esta procuraduría en cumplir su obligación y solicitar la extradición, el encubrimiento en curso causará más daños. Certificará las complicidades implicadas en los altos nivel priístas. Otras vertientes adicionales van surgiendo en cuanto se avanza en la desigual disputa que sostiene la Federación contra el gobernador J. Corral. Muchos de estos y otros ángulos inciden, de manera directa en colorear, con tonos y acentos negativos, la realidad de las trampas electorales. Llama la atención el escaso efecto que tuvo la intervención del presidente Peña para mediar o apaciguar el diferendo. Los titubeos y excusas de los funcionarios de Hacienda para justificar sus presiones, usando sus vastos recursos, sólo contribuyen a reforzar la postura del gobernador. Lo notable, empero, es lo que implica y revela el uso desmedido de la fuerza central en la intentona de aplastar a Corral y socavar su versión. Sobran las peticiones y hasta exigencias de no politizar el asunto comentado. Hay que afirmar, con decisión, que el caso es de marcado tinte político y sus incidencias electorales innegables. Por lo demás, alegar el poco éxito de la campaña priísta a la Presidencia es redundante. La condena masiva (60 por ciento) de los electores para votar por el PRI es cosa documentada. Tendrán que llamar a magos en su auxilio para evitar la debacle. La plutocracia y sus aliados están en un brete. Tendrán que arrellanarse con la posibilidad de un cambio que no obedezca a sus intereses de continuar imponiendo condiciones.

En menos de un mes, Chiapas registra 4 casos de feminicidio


Convocan a marcha por caso de Gloria Castellanos Balcázar


En Chiapas se han registrado cuatro casos de feminicidio en los primeros 15 días de este 2018 de acuerdo a datos del Colectivo de Mujeres (Colem), quien lleva un registro con base en la información reportada en los medios de comunicación.
En Tuxtla Gutiérrez se ha registrado el último caso así como una tentativa de feminicidio. En Tapachula, Arriaga y la región Altos de Chiapas, se registraron los otros tres casos, de acuerdo con información de la abogada Martha Figueroa, directora del Colem.
En el 2017 el mismo Colem  registró 120 muertes violentas, 16 menos que 2016. El último caso registrado es el de la joven Gloria Castellanos Balcázar, cuyo cuerpo fue localizado la madrugada de este martes en la capital del estado.
De acuerdo a un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del estado, las primeras investigaciones, señalan que la joven de 24 años de edad fue reportada por sus familiares como desaparecida en las primeras horas del 13 de enero, luego que perdieran comunicación con ella.
La madre de la víctima reveló que alrededor de las 15:15 horas del viernes 12 de enero, la joven salió de su domicilio ubicado en la colonia La Lomita, de Tuxtla Gutiérrez, a bordo de una camioneta Honda CRV modelo 2014 en color blanco y placas del estado de Chiapas.
Gloria le avisó que iría a recoger unas bases de pirotecnia en un salón de eventos ubicado en la colonia Mactumatzá, sin embargo, al regresar a su casa la madre se percató de que su hija no se encontraba ahí por lo que trató de comunicarse con ella pero no tuvo respuesta.
La madrugada de este martes fue localizado el cuerpo sin vida, en un pozo con una profundidad aproximada de 20 metros, en un terreno baldío ubicado a 100 metros del salón de fiestas a donde acudió la joven la tarde del viernes. La camioneta de la víctima se encontró abandonada sobre la novena sur y 13 poniente de la capital del estado; y detuvieron a Carlos “N” por su probable responsabilidad en este delito.
La indagatoria, la cual se sigue como feminicidio, señala que el imputado habría ayudado al autor material a desaparecer el cuerpo, el cual ingresó a un recipiente de basura para luego llevarlo al pozo. Al realizar la pericial en criminalística de campo, en el salón de fiestas se ubicó el recipiente de basura al que se le realizó la prueba de luminol la cual se practica para determinar rastros de sangre, y dio un resultado positivo.
Por su parte, Carlos “N” afirmó que la tarde del viernes ayudó al vigilante del salón de fiestas a trasladar un bote de basura hasta un terreno baldío, aunque refirió no saber el contenido del mismo.
En Chiapas desde hace más de un año se declaró Alerta de Violencia de Género (AVG) en siete municipios, en donde continúan registrándose casos de feminicidio.
Hasta el momento el gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, no ha reconocido de manera pública la declaratoria de AVG y tampoco ha señalado las acciones que se están haciendo como respuesta a esta medida.
Para mañana se tiene prevista una marcha a las 5 de la tarde, hora local, que partirá del Parque de la Juventud.
De acuerdo con el Informe “La Violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016” de ONU Mujeres, en Chiapas la tasa de defunciones femeninas con presunción de homicidio en 2016 fue de 2.9 por cada cien mil mujeres, cuando la media nacional fue de 4.4.

CIMACFoto: César Martínez López
Por: Sandra de los Santos, corresponsal
Cimacnoticias | Tuxtla Gutiérrez, Chis .-

Enrique Peña en precampaña


Utopía

Eduardo Ibarra Aguirre


En un acto con integrantes del 79 Batallón de Infantería y sus familiares en Tecatitlán, Jalisco, el presidente Enrique Peña Nieto incursionó en forma tan abierta como directa en el debate impulsado por Andrés Manuel López Obrador, al que no mencionó por su nombre como es costumbre en éste y el anterior sexenios, para refutarlo sobre su propuesta para hacer frente al crimen organizado de una manera nueva, de cómo lo hizo Felipe Calderón y lo hace EPN con resultados insostenibles porque la cifra de muertos en 2017 no tiene precedente.

Peña sostiene y está en pleno derecho a hacerlo, que en la lucha contra la delincuencia y para que la sociedad cuente con seguridad y justicia, “no puede haber perdón ni olvido”. La tarea del gobierno es “mantener la lucha contra los criminales con firmeza y determinación. Así se hará hasta el último día de esta administración”. Y explicó que la presencia del Ejército tiene como objetivo cerrar el paso a los grupos criminales.

Porque, abundó, ésa es la principal obligación de un gobernante: “Cumplir y hacer cumplir la ley. Por eso, no cabe el borrón y cuenta nueva, porque dejar hacer y dejar pasar a los criminales significaría fallarle a la sociedad y traicionar (sic) a México”.

Buen compromiso discursivo, pues implica que por fin los gobernados conocerán los nombres de los autores intelectuales –del crimen organizado y de los de cuello blanco que trabajan en el gobierno federal, incluidas las fuerzas armadas, y los otros dos niveles del Ejecutivo–, de la desaparición de los 43 de Iguala, Guerrero. Y de pasadita por qué un terreno de la Secretaría de la Defensa Nacional fue donado a José Luis Abarca Velázquez para sus negocios tan personales como ilegales, envueltos en la venta de oro, plata y joyas en Galerías Tamarindos, principal plaza comercial de Iguala, con un costo de 300 millones de pesos. Es pregunta, conste.

Para que la pieza oratoria no quede en demagogia, de la que el país está harto, acaso concluirán las investigaciones ministeriales y se producirán fallos judiciales sobre las matanzas cometidas durante el sexenio por elementos del Ejército, Marina y Policía Judicial, como las de Tlatlaya (estado de México), Tanhuato (Michoacán) y Nochixtlán (Oaxaca). De las violadas de San Salvador Atenco se ocupa la Corte Interamericana y la sentencia será dada a conocer en plena campaña.

Aparte de los buenos deseos y la retórica, importa que los polemistas del gobierno no oculten que se trata de una propuesta en construcción, que amnistía (olvido) e indulto (perdón de la culpa) son distintos porque la primera implica una ley del Congreso en el que AMLO no tendrá mayoría y el indulto lo decreta el presidente. Además de que será convocado un diálogo, y es indispensable, de acuerdo con el líder opositor, que “cuente con el apoyo de las víctimas”.

La precampaña como es natural pervierte el debate indispensable y trascendente para abandonar la estrategia “mexicana” y dogmática de 12 años, mientras en California, la quinta economía de la aldea global, ya es legal la producción, distribución y consumo de la mariguana.

Precampaña en la que Aurelio Nuño reconoce que Juan José Rendón no será contratado por el Partido Revolucionario para que impulse la “propaganda negra”, a la vez que puja cansinamente por convencer de que José Antonio Meade “está en empate técnico con López Obrador”. Y tras el milagro con respaldo en sondeos de los amigos, sentencia: “Hay dos proyectos: Meade y AMLO, lo demás es relleno”.

Acuse de recibo

Tres opiniones sobre Quién contrató a JJ Rendón (15-I-18). Teresa Gil: “Se están haciendo patos los priistas con el tal Rendón; ahora resulta que apareció como por arte magia. Si no tiene dueño como ellos dicen, que se le aplique ipso facto el 33 y asunto concluido”… “Coy Sotelo. Alguien le paga al JJ, todo apunta al PRIAN quienes son más cínicos, mitómanos, más lo que se acumule”… “René Monroy Ramos. El PRIAN se ha caracterizado por las trampas, los fraudes electorales, involucrar el dinero público, tanto federal como de sus gobernadores, así como también por hacer guerra sucia. El Peje les dice sus verdades, que son corruptos, que tienen al país en malas condiciones y en un tobogán directo al precipicio y que todo lo que gobiernan es en favor de sus cuates y familiares, nunca de la inmensidad de mexicanos”… La revista que publicó la entrevista con Rendón se llama Líder México, no Líderes… Falleció doña Eva Díaz Martínez, esposa de José Luis Conde Enríquez, madre de Luis Javier Conde Díaz y abuela de Abdallan, Abraham y Héctor Conde Flores. A todos ellos mis condolencias… Para leer: La maldición del clero, jerarcas enloquecidos (Teresa Gil). 386 diputados votaron por meter internet a un embudo (Rogelio Hernández López). Interrupción legal del embarazo en Veracruz (Sara Lovera). La puta feminista (Mar Candela). Sistema de pensiones inexistente; Afores, las clásicas empresas buitre (Miguel Ángel Ferrer). Enlaces:

http://forumenlinea.com/nuevo/ https://www.facebook.com/forumenlinea @IbarraAguirreEd forum@forumenlinea.com

Meade y los magnates tenebrosos

Claudio X. González Laporte y José Antonio Meade Kuribreña en SLP. Foto: Especial
Claudio X. González Laporte y José Antonio Meade Kuribreña
en SLP. Foto: Especial
Una de esas apariciones fue en el Foro de Negocios 2017, realizado en San Luis Potosí y otra, en una entrevista concedida a la revista Forbes. En el centro de las expresiones de Claudio X estaba el apoyo a Meade y la crítica a Andrés Manuel López Obrador, contra quien dijo, tanto él como las empresas en cuyos consejos de administración participa, estaban dispuestos a actuar.

Claudio X es cabeza emérita de Kimberly Clark México, además de miembro de los consejos de administración de Grupo Carso, el consorcio de Carlos Slim; de Grupo Alfa, de la familia Garza-Sada y, de Grupo México, de Germán Larrea. Es decir, cuatro de las más grandes fortunas mexicanas con membresía en el CMN.
Los hombres del CMN, la llamada “cúpula de cúpulas”, con unos 50 miembros, representan alrededor del 30% del Producto Interno Bruto del país; 15 de ellos forman parte de las listas de millonarios del mundo. Si un día los miembros del CMN decidieran sacar sus capitales de México provocarían una profunda crisis… quizás lo han hecho.
Definitivamente, no son las mejores personas del país y un recuento elemental de agravios a la nación lo demuestra.
Ellos crecieron sus negocios con concesiones, contratos y políticas públicas; saludaron las represiones brutales como la de 1968; participaron activamente en los ataques a la libertad, como el boicot publicitario al Excélsior de Julio Scherer.
Se beneficiaron de los bancos, las minas y la industria paraestatal durante las privatizaciones salinistas, y cuando no pudieron desarrollarlas, los rescató el gobierno con cargo al bolsillo del pueblo con el Fobaproa, una operación que recayó en parte en Dionisio Meade, padre del candidato y cuya implementación fue de los primeros empleos que tuvieron los hermanos José Antonio y Lorenzo, en el IPAB.
Por sus malos negocios, la banca se vendió a extranjeros, lo mismo que las siderúrgicas y grandes empresas otrora propiedad de la nación.
Durante medio siglo han financiado las campañas de los presidentes. Lo hicieron en los regímenes priistas y luego facilitaron “la alternancia” con los panistas al aportar al fondo “Amigos de Fox”; patrocinaron la campaña del “peligro para México” en 2006 contra López Obrador, quien por cierto, desde octubre de 2016, acusó a Claudio X de ser el anfitrión de otros magnates como Roberto Hernández, para confabular en su contra atrayendo a derechistas venezolanos, un asunto en el que el tabasqueño insistió a mediados de 2017 y que hoy parece relacionarse con la presencia del estratega, experto en campaña negra, Juan José “J.J.” Rendón.
La alineación de intereses en torno a Meade es notable también en la inclusión de políticos relacionados con los intereses de esos magnates, como Javier Lozano Alarcón, el pendenciero político saltimbanqui, protector de Grupo México, durante su estancia en la secretaría del Trabajo calderonista, responsable de dejar en la impunidad la muerte de 65 trabajadores en la mina Pasta de Conchos, ocurrido en 2006.
Cierto es que hay muchos aspectos cuestionables en López Obrador. Sin embargo, por escapar a la naturaleza del debate democrático, es necesario advertir que, en este su tercer intento, tal parece enfrentará, una vez más, la intromisión anómala, insana y tenebrosa, del gran capital.

J.J. Rendón y Cambridge Analytica en la guerra sucia de 2018: colonizar el algoritmo

Por   (apro).- Tras el desaseado proceso electoral de 2006, una amplia reforma electoral realizada para legitimar a la administración de Felipe Calderón Hinojosa incorporó una reforma en el artículo 41 constitucional que prohíbe expresamente la compra de “tiempo-aire” por parte de terceros, en radio y televisión, y que sanciona las “guerras sucias” como las observadas durante aquella campaña que promovió la frase: “López Obrador, un peligro para México”.

La prohibición estableció lo siguiente:
“Los partidos políticos y los candidatos en ningún momento podrán contratar o adquirir, por sí o por terceras personas, tiempos en cualquier modalidad de radio y televisión.
“Ninguna otra persona, física o moral, sea a título personal o por cuenta de terceros, podrá contratar propaganda en radio y televisión dirigida a influir en las preferencias electorales de los ciudadanos, ni a favor o en contra de partidos políticos o de candidatos a cargos de elección popular. Queda prohibida la transmisión en territorio nacional de este tipo de mensajes contratados en el extranjero”.
La prohibición de las “guerras sucias” o la contratación de propaganda para emprender campañas de odio dejó al margen el fenómeno de las redes sociales o de las grandes plataformas digitales en internet, como YouTube, Facebook o Twitter que, para 2007-2008, apenas comenzaban a despuntar como espacios de deliberación social y de contienda política.
A 12 años de distancia, el esquema ha cambiado por completo. Las “guerras sucias” volvieron y se adelantaron en la campaña presidencial de este año. Ahora, su territorio de disputa más importante son las redes sociales. De ahí, pretenden saltar a los medios masivos e impresos. Los esquemas, los mensajes y los personajes parecen ser hasta los mismos de 2006: la venezolanización de México si gana López Obrador, la catástrofe económica si cambiamos de partido, ahora con los agregados de la participación “rusa” y el supuesto pacto con los narcos del candidato de Morena.
Los mensajes son similares, pero ahora el problema no es el rating sino el algoritmo. El campo de batalla no son las pantallas televisivas sino los smartphones y las pantallas donde millones de jóvenes y ciudadanos se informan, divierten o conviven más de seis horas al día.
Se trata de “colonizar el algoritmo” de Facebook, Google y hasta de Twitter para incorporar los mensajes de miedo y de odio en los grupos o comunidades virtuales donde abrevamos millones de usuarios de las redes. No sólo los dirigidos a un candidato sino a toda la idea o posibilidad de cambio electoral.
El equipo de López Obrador y el mismo candidato han acusado el golpe. El candidato de Morena a la Presidencia de la República acusó al publicista de origen venezolano J. J. Rendón de ser el artífice de la reciente campaña de “guerra sucia” en las redes sociales que copia los mismos mensajes de miedo que se divulgaron en 2006.
“Yo espero que quienes contrataron a este señor, expliquen cuál es su estrategia, que se transparente este asunto; que los partidos, el PRI y el PAN, aclaren si lo contrataron”, afirmó López Obrador y pidió que el Instituto Nacional Electoral (INE) investigue este asunto.
Rendón no es un publicista común y corriente. Es un sembrador de odio y de polarización social con rasgos de megalomanía que sólo compiten con Donald Trump. No busca asesorar de manera legal sino ensuciar de manera ilegítima una contienda electoral. Se presta para ser el pararrayos y también el provocador, pero, en realidad, detrás de él se encubre la verdadera estrategia de los “colonizadores del algoritmo”.
El retrato de J.J. Rendón apareció en la revista Líderes con la declaración provocadora: “Haré todo lo que esté a mi alcance dentro de la ley para que AMLO no llegue a la Presidencia”.
Después se presentó a sí mismo como víctima en las redes sociales. Escribió en un tuit que “los ataques que he recibido en mis redes sociales desde México durante las últimas horas sólo demuestran la intolerancia, odio, racismo, visceralidad e irracionalidad que Morena promueve en la política. Verifiquen… Hasta amenazas de muerte. Prueban mi punto! México es mejor que eso!”.
J.J. Rendón tiene un amplio historial como sembrador de odios y tempestades. Presume en su currículum tener una trayectoria de 25 años y haber participado en al menos 28 campañas presidenciales de América Latina, entre las que incluye a Juan Orlando Hernández, de Honduras, Porfirio Lobo y Juan Manuel Santos, de Colombia, y también se presenta como “asesor de estrategia política” de Enrique Peña Nieto en la campaña de 2012.
En su propia página de internet se autodescribe como “gurú” de la estrategia política en América Latina y como el consultor “mejor pagado, más reconocido, más temido, más atacado, pero también el más solicitado y eficiente”. Incluso, se considera a sí mismo como “uno de los tres mejores del mundo”.
Sin embargo, perdemos la pista verdadera de la red de consultoras y compañías que están para sembrar el miedo y el pánico social. Ahí está, por ejemplo, el caso de Cambridge Analytica, la misma firma vinculada a Steve Bannon que asesoró a Donald Trump en su campaña en 2016.
En julio de 2017 la agencia Bloomberg informó que Cambridge Analytica se asoció con Pig.gi, una aplicación telefónica en México y Colombia que ofrece a 200 mil usuarios activos servicios gratuitos a cambio de ver anuncios, leer historias y realizar encuestas.
“La firma espera utilizar datos extraídos de Pig.gi para ayudar a un candidato en las elecciones presidenciales de julio de 2018 en México y varios partidos políticos ya han expresado su interés”, reportó la nota de la agencia Bloomberg.
Cambridge Analytica tiene su sede en Londres, es financiada por el multimillonario Robert Mercer, y ha sido criticada por su intervención en las campañas de polarización que dieron lugar al voto a favor del Brexit en Gran Bretaña o a las mentiras propagadas por los simpatizantes de Donald Trump en Estados Unidos.
“Hay una gran oportunidad en este país (México) para encontrar los temas que son importantes para la gente y realmente convencer a la gente de votar”, afirmó Brittany Kaiser, vicepresidenta de desarrollo empresarial de la firma, en entrevista con Bloomberg.
En ese momento, julio de 2017, un sondeo realizado por Pig.gi, cuyo grupo demográfico es joven, mexicano de clase media, le dio a López Obrador el 49% de preferencias, seguido por Margarita Zavala con 18%, de un total de 3 mil 666 encuestados. En ese momento ni Ricardo Anaya ni José Antonio Meade figuraban.
Informes internos de la campaña de Meade señalan que han contratado a Cambridge Analytica para modificar esa percepción favorable a López Obrador y orientar la campaña hacia el exsecretario de Hacienda. Y están utilizando su verdadero conocimiento: “Colonizar el algoritmo”.
El tema no pasa por la Constitución sino por el INE. ¿Una vez más quedará rebasado el árbitro frente a una contienda que pinta a ser el territorio de la guerra sucia en las redes?
Comentarios: www.homozapping.com.mx

Hacienda, arma de corrupción electoral

José Antonio González Anaya,, secretario de Hacienda. Foto: Benjamín Flores
José Antonio González Anaya,, secretario de Hacienda. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La desenfrenada corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido nuevamente desenmascarada. Se ha revelado el método utilizado para el manejo ilegal de fondos del erario destinados a apoyar al PRI en procesos electorales estatales, ejecutado desde la Secretaría de Hacienda. Por comisión u omisión, los tres titulares de esa dependencia este sexenio, así como el propio mandatario, están presunta y claramente implicados en dicha tropelía.
La Fiscalía General de Chihuahua investiga el desvío de al menos 250 millones de pesos a las campañas electorales del PRI durante el gobierno de César Duarte en el estado, cuando Manlio Fabio Beltrones era presidente del PRI. De acuerdo con cientos de documentos revisados por The New York Times y declaraciones de exfuncionarios vinculados al plan, se depositaron cerca de 14 millones de dólares en las cuentas de cuatro compañías fantasma; fueron utilizados para las campañas priistas en 2016 (NYT, 20/XII/17). Alejandro Gutiérrez, exsecretario del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, está preso, acusado de malversación de fondos. Beltrones se amparó.
Duarte está prófugo y su proceso de extradición de Estados Unidos, solicitado desde septiembre de 2017, ha sido indefinidamente postergado por la Cancillería mexicana, debido a la cercanía del exgobernador de Chihuahua con el presidente Peña Nieto. Otro personaje clave en el teje y maneje del atraco, Luis Vega Aguilar, secretario de Finanzas y Administración del PRI, también es amigo del mandatario. Por algo lo puso ahí.
Luis Videgaray, José Antonio Meade, su tocayo González Anaya y el jefe de los tres deben estar nerviosos. Ello se tradujo en una orden presidencial temeraria: utilizar a la Secretaría de Hacienda como arma política, a fin de frenar la investigación que ha develado el uso ilegal de recursos públicos para fines electorales.
En conferencia de prensa, Javier Corral, gobernador de Chihuahua, acusó al gobierno federal de haber cancelado 700 millones de pesos a dicho estado como represalia por las investigaciones judiciales sobre la defraudación perpetrada por su antecesor. La denuncia pública resulta no sólo verosímil sino confirmatoria de un modo de operar el fraude electoral y financiero, largamente practicado por el PRI.
Las respuestas confusas y falaces de González Anaya y Peña Nieto a la acusación hecha por Corral exhiben la falta de argumentos del gobierno federal.
Primero, Hacienda emitió un comunicado en el que desglosaba los fondos entregados al gobierno de Chihuahua, sin mencionar los 700 millones reclamados por Corral. Al día siguiente, González Anaya explicó en una entrevista televisada que dicho monto no había sido depositado debido a que tenían “un número de cuenta equivocado” y aseguró que esos recursos no se van a depositar, “pues son del ejercicio de 2017”.
Peña desdeñó la denuncia por tratarse de “un acto partidario” y, en un desplante de cinismo extremo, declaró: “El presidente se conducirá con su vocación democrática, con absoluta imparcialidad y apegado estrictamente al derecho”. Lo que ha mostrado el mandatario es exactamente lo contrario: vocación autoritaria, perversión de las instituciones y desdén por la legalidad. Ahora se confirma por qué se ufanó de que, si algo sabe hacer es “ganar elecciones”. Su destreza está sustentada en la corrupción electoral. Así llegó al poder y así quiere imponer a su sucesor.
Convertir a la Secretaría de Hacienda –cuya función primordial es administrar el dinero público en beneficio de todos los mexicanos– en instrumento de fraude e intimidación políticos es de extrema gravedad. Utilizar los recursos del erario para financiar ilegalmente las campañas del PRI y, una vez denunciado el saqueo, convertir a Hacienda en arma de extorsión para obstruir una investigación judicial que comprueba la corrupción del peñismo, es ominoso e intolerable.
El caso debe ser juzgado conforme a derecho hasta llegar a una sentencia judicial –y una condena pública– contra todos los implicados en el delito de corrupción, en sus diversas facetas: Peculado, desvío de recursos públicos, abuso de funciones, encubrimiento, ejercicio ilícito de la función pública y obstrucción de la justicia.
Ha quedado al descubierto la forma de operar el fraude electoral:
1. La Secretaría de Hacienda envía recursos a los gobiernos estatales del PRI.
2. Las secretarías locales de Hacienda asignan esos montos a proyectos de inversión (en el caso de Chihuahua, al ramo educativo).
3. Se crean empresas fantasma donde se depositan los recursos y se simula la realización de los proyectos asignados.
4. De forma subrepticia, el dinero del erario se entrega en efectivo a los funcionarios de los gobiernos y del PRI, federales y estatales, para utilizarlo en las campañas políticas.
5. Con ese dinero ilegal, se procede a la compra clandestina de espacios y voluntades en medios de comunicación, reparto de artículos promocionales, así como diversas formas de compra y coacción del voto: prestación de algún servicio público, programas sociales, despensas, diversos productos para el hogar y dádivas en efectivo o a través de tarjetas (caso Monex).
6. Paralelamente, los gobiernos del PRI pervierten o engañan a las instituciones electorales y de procuración de justicia, tanto federales como locales, a fin de poder cometer delitos electorales sin ser sancionados.
7. La corrupción electoral se consuma en total impunidad.
Este tipo de atentado contra la democracia, el estado de derecho y la dignidad ciudadana es lo que el gobierno y el partido de Enrique Peña Nieto pretenden que siga impune, para poder repetirlo en el proceso electoral de este año. Tal intención implica no sólo una idiosincrasia putrefacta sino una inconsciencia y una irresponsabilidad monumentales. El hartazgo social contra la burda corrupción electoral practicada por el PRI mediante el envilecimiento de instituciones e individuos ha llegado a su límite. Es imperativo acabar de una vez por todas con el pacto de impunidad.
Este análisis se publicó el 14 de enero de 2018 en la edición 2150 de la revista Proceso.

El despilfarro de Nuño en la SEP: mil 687 mdp en publicidad en sólo 16 meses de gestión

Tan sólo en los primeros cuatro meses de su gestión, Nuño destinó 645 millones de pesos a ese rubro, según se desprende del documento titulado “Gasto en Comunicación Social. Reporte del 1 de septiembre al 31 de diciembre de 2015”, obtenido por medio del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.
Su antecesor en el cargo, Emilio Chuayffet Chemor, erogó 678 millones de pesos en publicidad durante los dos años y ocho meses que estuvo al frente de la SEP. En su primer año gastó 224 millones; en el segundo, 322 millones, y en los últimos ocho meses, otros 132 millones. En promedio, desembolsó 21 millones de pesos mensuales en publicidad oficial.
En contraste, Nuño –actual coordinador de la campaña del precandidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade Kuribreña– elevó el gasto de 21 millones de pesos al mes a 161 millones, un incremento de 666%.
En 2103, primer año de la administración de Enrique Peña Nieto, la SEP se ubicaba como la novena dependencia federal con mayor gasto en materia de publicidad; durante los primeros cuatro meses de Nuño al frente, la dependencia se posicionó en el tercer sitio.
En 2015, el gasto publicitario se elevó a 777 millones de pesos, de los cuales 645 millones se ejercieron durante el último cuatrimestre, cuando Nuño llegó a la SEP.
En 2016, la secretaría pasó al segundo lugar entre las dependencias federales con el mayor gasto en publicidad. Ese año canalizó mil 42 millones de pesos a publicidad oficial.
En suma, durante 16 meses que Nuño despachó en la SEP (de 28 en total), destinó mil 687 millones de pesos a promover en los medios a la dependencia, cantidad suficiente para ayudar a la reconstrucción de las viviendas de las 14 mil familias afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017.
Los privilegiados de Nuño
En el reparto de los millones de pesos por concepto de publicidad, durante la gestión de Nuño la SEP benefició en particular a los empresarios Emilio Azcárraga Jean, de Televisa; a Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca; a Olegario Vázquez Raña, del Grupo Empresarial Los Ángeles –dueño de Grupo Imagen, que aglutina a medios impresos y electrónicos–; a Rogerio Azcárraga, de Grupo Fórmula, y a Juan Francisco Ealy Ortiz, de El Universal.
Televisa fue la principal favorecida en los primeros cuatro meses de Nuño al frente de la SEP. En ese periodo recibió 112 millones de pesos. En segundo lugar, TV Azteca, 73 millones; en tercero, Grupo Imagen, 48 millones; en cuarto, el Grupo Fórmula, 40 millones, y en quinto, el periódico El Universal, 36 millones 33 mil pesos.
Detrás del periódico de Ealy Ortiz, la Organización Editorial Mexicana –que edita los Soles– fue el segundo consorcio al que la SEP le asignó mayores recursos: 27 millones de pesos.
MVS, la empresa de Joaquín Vargas, obtuvo 12 millones 999 mil pesos, seguida del periódico La Razón, 8 millones 573 mil; el periódico Excélsior, 6 millones 690 mil; La Jornada, 6 millones 89 mil; Milenio Diario, 5 millones 664 mil; El Financiero, 4 millones 999 mil; La Crónica de Hoy, 4 millones 680 mil, y Reforma, 3 millones 909 mil pesos.
Durante su gestión en la SEP, Nuño privilegió a un selecto grupo de periodistas, entre ellos al conductor radiofónico Óscar Mario Beteta, quien facturó a la dependencia 2 millones 250 mil pesos, seguido por Adela Micha, quien cobró 1 millón 500 mil; Pablo Hiriart, 800 mil; Jorge Fernández Menéndez, 500 mil, y Ricardo Alemán, 203 mil.
Asimismo, el historiador y consejero de Televisa, Enrique Krauze facturó a la SEP 2 millones 46 mil pesos.
De acuerdo con el reportaje “Millonario dispendio publicitario de Mancera”, firmado por Sara Pantoja (Proceso 2148), el jefe de gobierno de la Ciudad de México ejerció un gasto en publicidad oficial de 678 millones de pesos en un periodo de 20 meses.
En promedio, Mancera gastó 33.9 millones de pesos al mes en publicidad institucional. En contraste, Nuño durante sus primeros cuatro meses al frente de la SEP gastó 161 millones de pesos en ese mismo rubro.
A finales de 2017 The New York Times publicó un reportaje en el cual asegura que el multimillonario gasto gubernamental en publicidad oficial le ayuda a controlar a un gran número de medios. El reportaje del rotativo neoyorquino coincide con lo que en los últimos años ha dicho el Centro de Análisis e Investigación FUNDAR.
En su reporte más reciente, titulado “Contar lo bueno cuesta mucho”, afirma: “La publicidad oficial se traduce en relaciones financieras opacas y discrecionales entre gobiernos y medios en el país… Estas relaciones son un terreno fértil para la censura sutil y el desarrollo de redes de corrupción”.
Este reportaje se publicó el 14 de enero de 2018 en la edición 2150 de la revista Proceso.

La guerra sucia vuelve a México con JJ Rendón


El “asesor político” venezolano Juan José Rendón –-experto en propaganda negra, guerra sucia, falsos positivos y desinformación, difamador profesional y gigoló de las campañas políticas- vuelve a atacar en México: el candidato progresista a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador denunció que la derecha lo contrató para insuflar la violencia política en el país.
López Obrador exigió a los partidos PRI y PAN que aclaren si contrataron al publicista, quien ya cuenta con tristes antecedentes en el país y que recientemente anunció que utilizará todos los medios para evitar que el precandidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia triunfe en las elecciones del 1º de julio. Rendón es proclive a la violencia, indicó.
Nosotros no queremos la confrontación, no queremos la violencia. Vamos a ganar de manera pacífica, con el apoyo de los ciudadanos, y vamos a cuidar las casillas [el 1º de julio] para que no haya fraude electoral, señaló. Recordó que hace más de un año vio una entrevista televisiva, donde el publicista “especialista en guerra sucia”, habló de la estrategia que aplicaron en Venezuela para que cayera el gobierno.
Me horrorizó, porque el entrevistador le decía qué más iba a pasar en Venezuela, que ya se habían registrado 40, 50 muertes en la confrontación callejera, y él decía que en un país, no recuerdo cuál, había caído el gobierno después de 100 muertos. Palabras más, palabras menos. O sea que faltaban muertes para que cayera el gobierno de Venezuela, explicó el precandidato.
“Un publicista con estas características va a atacarnos, como él mismo está declarando, para que no lleguemos a la Presidencia. Lo único que pediría a los que lo contrataron es que cuiden que no vaya a promover la violencia política en el país… No queremos elecciones violentas… Nuestro movimiento ha sido, es y seguirá siendo pacífico”, subrayó.
López Obrador aseguró no temer “de que implementen la guerra sucia. La he padecido durante muchos años: la frase el peligro para México, lo de las pintadas (falsas en Venezuela asociándolo con el Psuv), querer vincularnos al gobierno de Venezuela; querer compararme con el finado Chávez, con Maduro, con Putin; la injerencia supuesta de Rusia en las elecciones de México, que soy mesiánico, que soy populista”, enumeró.
Todo eso no es decente pero está permitido. Lo que sí debe preocuparnos a todos es incitar a la violencia. Siempre he pensado que la política se inventó para evitar la confrontación y la guerra, dijo López Obrador, quien pidió a las televisoras que no se presten a la “guerra sucia... No polaricen, no auspicien la violencia; que no haya apuesta a la desunión de los mexicanos”.
En gira por Tampico, sostuvo que los de la mafia del poder pusieron en marcha una campaña de desprestigio en su contra desde el extranjero, y anunció que en su eventual gobierno la agenda de México no la marcarán administraciones de otros países, como lo permitieron los recientes presidentes peleles.
“Nuestro orden del día en México, en primer lugar, es acabar con la corrupción, que haya un gobierno austero, sobrio, que no haya privilegios; un gobierno con actividades productivas; con empleo; bienestar; que haya paz, tranquilidad, y que se establezca en México una auténtica, una verdadera democracia. Esa es nuestra agenda y es lo que vamos a llevar a la práctica.
Un largo y negro historial
En 2011 dijo que llevaba ya siete años vistiéndose invariablemente de negro, según él para manifestar su pesar por lo que está sucediendo en Venezuela bajo el mandato de Hugo Chávez. Entonces estaba alineado ya como asesor de la opositora Mesa de Unidad Democrática y del precandidato preferido por Estados Unidos, Henrique Capriles Radonsky. Señaló entonces que esos comicios eran tan decisivos para el destino venezolano, que una nueva victoria de Chávez le quitaría el sentido a ese tipo de protesta.
“Nosotros lo que necesitamos hoy es realismo, inclusión, unidad y nobleza”, agregó, al insistir en que la oposición debe ir por el 70% de los votos. “Lo que toca es despertar a los chavistas de esta fantasía, de esta ilusión, de esta histeria […] y hacerles ver que si bien ellos creyeron en el discurso de Chávez al inicio, después de 13 años podríamos pensar que en el mejor de los escenarios Chávez es un buen intencionado inepto”.
Sabía que lo que llevó a Chávez al poder fue el discurso contra el sistema. Sabe que lo que queda es vender futuro, vender “la unidad de la reconciliación de los venezolanos”, para lo cual las críticas deben centrarse en la incapacidad del régimen de cumplir con sus promesas.
El hombre de negro
Juan José Rendón nació en 1964. Es psicólogo, comunicador y publicista, y se ha desempeñado en el manejo de la información para construir y destruir imágenes, tanto de productos políticos como comerciales. Su palmarés es largo, iniciándolo en su natal Venezuela durante la segunda campaña presidencial de Carlos Andrés Pérez, en 1988 y prosigue con Chiripa Publicidad, en 1993, que le procuró una victoria absoluta al socialcristiano Rafael Caldera (www.jjrendon.net).
Rendón ha dicho que de las 22 campañas en las que ha participado, solo perdió dos. Una de esas fue el referendo revocatorio contra Hugo Chávez en el 2004. Al perder, fue uno de los que difundió las denuncias de fraude. Después de eso se fue de su país, para regresar en 2011 para “la última batalla”... postergada ya por siete años.
Desde 2003, Rendón desarrolló en Venezuela una campaña sistemática en función del deterioro de la imagen del presidente Chávez y la construcción de un arquetipo para su asesinato político-físico y moral. Su modelo fue elaborado para la CIA por su homónimo Rendon Group de EEUU, el llamado “Expediente Noriega”, que justificó la invasión a Panamá. Allí se contemplaba un juicio internacional para Noriega, incorporar a Panamá a la lista de terroristas, preparar las condiciones para una intervención militar y/o producir la ingobernabilidad y proyectarla electoralmente con Guillermo Endara.
Durante mese y años impulsó una matriz temática a través de diversas plataformas –medios gráficos, páginas web, blogs, radio, televisión- con el objetivo de construir una imagen negativa o criminalizada de Chávez, con la divulgación de indicadores (falsos, manipulados) sobre la ruptura emocional de Chávez, su pérdida de confianza en la base chavista, con ataques a su entorno familiar.
En la conformación de esta matriz de opinión juegan papel importante las encuestadoras, que promocionan y divulgan supuesta impopularidad (o pérdida gradual y/o repentina de la misma), y también medios internacionales que repican sobre fallas y limitación es en los logros del gobierno –generalmente con medias verdades y descontextualización-, los vínculos de personeros del gobierno y las Fuerzas Armadas con el narcotráfico, la acusación de “profesar una ideología castrocomunista”, la alianza con lo que llaman “países forajidos”.
La meta de las operaciones psicológicas se focalizaron en la deslegitimación del Presidente. No se trata de una campaña publicitaria tradicional, sino de una serie de operaciones puntuales –repetidas desde las distintas plataformas nacionales y foráneas- dirigidas a la percepción (y no a la razón) de la ciudadanía.
Cualquier dato o error de un funcionario sirve para generalizar la idea del fracaso total, de la inacción, de la frustración. Desde la laptop de Reyes a la Operación Maletín, hasta los accidentes, las tragedias naturales o los conflictos laborales, cada hecho puntual se vuelve general y es asociado automáticamente por la prensa cartelizada como fracaso del gobierno y la certeza de un futuro incierto.
Maratón de guerra sucia
Rendón jugó papel fundamental no solo en la elección del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, sino durante el desempeño de éste como ministro de la Defensa de Álvaro Uribe. Santos ha dicho “que se trata de un hombre exitoso y que por ende tiene muchos enemigos, pero que en ningún momento se trajo a la campaña para tratar de hacer una guerra sucia a Antanas Mockus”.
Hace unos años, en México, JJ (como se le conoce) fue contratado por el PRI (Partido Revolucionario Institucional). Un candidato opositor (del PAN) lo acusó de estar detrás de una campaña sucia en su contra y llegó a señalarlo como un personaje “ligado a la CIA, a la guerrilla colombiana y a sonadas estafas políticas electorales”.
En México la prensa también lo tildó de ser un especialista en sembrar rumores contra los rivales de sus clientes, a quienes atribuía inclinaciones homosexuales, vínculos con el narcotráfico, la pederastia y la violación sexual. Grupos de jóvenes adscriptos al Instituto Coahuilense de la Juventud, recibieron de Rendón instrucción y adoctrinamiento en desinformación, espionaje, clínica del rumor, propaganda negra, para convulsionar aún más el proceso electoral mexicano.
En Honduras trabajó en la campaña electoral de Porfirio Lobo, quien logró asumir el gobierno tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya, en Colombia con las campañas de Uribe y de Juan Manuel Santos, y en Perú fue contratado por el candidato ultraconservador Luis Castañeda.
Según el “El Tiempo” de Colombia, forma parte de un grupo más grande de consultores políticos que buscan inmiscuirse en elecciones nacionales y locales, a nombre de intereses nada claros. El periodista mexicano Ramón Betancourt sindica a Rendón de ser “el rey de la propaganda negra, de la desinformación, del rumor como arma de propaganda política de desprestigio para aniquilar a los contrincantes de oposición y del mismo partido político”, en una frase, “como el nuevo Goebbels del nazismo moderno”.
Este periodista asegura que “los términos ‘homosexual’, ‘narcotraficante’, ‘pederasta’, ‘drogadicto’, ‘violador”, etc., etc., los endilga (como rumor) en las campañas a los adversarios políticos de sus clientes, o subir falsas historias perversas y fotomontajes al internet”.
En México, el candidato a la gobernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, acusó a Rendón de ser el autor de unos panfletos que insinuaban o lo señalaban de pederasta. Rendón rechazó esa afirmación y elevó una demanda en la corte del Onceavo Circuito para el Condado de Miami-Dade, por perjurio, difamación y daño moral.
En Bogotá alteró las encuestas del candidato Alonso Salazar y, asimismo, adoctrinó a los militantes del Movimiento de Jóvenes Fajarditas y recogió las denuncias de la colectividad sobre “un siniestro personaje extranjero que convulsiona al electorado, poniendo en jaque la ética política”. Pero logró definirse mejor: En entrevista con la revista Semana sostuvo que para asesorar una campaña electoral, en este caso por la Alcaldía de Medellín, no deben atenderse los principios de la ética: 'la ética es para los filósofos', sostuvo.
Rendón intoxica con información-basura a través de un buen manejo de periodistas y medios, mantiene actualizados permanentemente sus bancos de datos, evalúa a los comunicadores y analiza las percepciones del colectivo e identifica sus vulnerabilidades. La teoría de Rendón se basa en las tres eses: sexo, sueldo y salud, con campañas de rumores sobre homosexualidad o libertinaje, corrupción si pruebas, enfermedades que hagan pensar en la incapacidad del candidato para ejercer el cargo.
En Colombia, chantajes, rumores y falsos positivos
Pocos conocían en Colombia a JJ. Rendón hasta octubre de 2007, cuando fue el epicentro de un escándalo que denunció a la radio La W el entonces congresista de la U (oficialista), Nicolás Uribe, quien lo acusó de amenazarlo con destruir su carrera política e inventarle una historia en la que lo vincularía en líos con prostitutas.
“Las amenazas versaron sobre todo tipo de artimañas, entre las que sobresalen por su bajeza y ordinariez, la de realizar fotomontajes inescrupulosos. Todas las amenazas al margen del camino por recorrer, iban dirigidas hacia un solo propósito: acabar con mi carrera sin importar el costo”, dijo Uribe el joven.
Desde el Polo Democrático y el Partido Liberal, le atribuyeron a Rendón una campaña sistemática de desprestigio, basada en rumores de presunta vinculación de sus candidatos presidenciales Carlos Gaviria y Rafael Pardo Rueda con la guerrilla de las Farc.
Los organismos de derechos humanos señalan que junto a su contertulio de José Obdulio Gaviria diseño para el entonces ministro de Defensa Juan Manuel Santos la campaña de “falsos positivos” que la prensa colombiana bien supo difundir y justificar: las fuerzas armadas secuestraban campesinos a quienes acribillaban vestidos de guerrilleros para hacerlos aparecer como subversivos abatidos en acciones militares.
Asimismo, se señala a JJ Rendón como el coartífice de varios otros “falsos positivos”, como atentados con bombas que –se supo luego- fueron montados por la inteligencia militar cuando Álvaro Uribe era presidente y Santos su ministro de Defensa.
Nadie duda que sus tendencias políticas están totalmente enmarcadas hacia la extrema derecha del espectro político, y se sabe que algunas de sus campañas fueron financiadas desde bancos trasnacionales, en especial estadounidenses y españoles. Se declara como el heredero o discípulo directo de Joseph Napolitan, un conocido asesor de imagen estadounidense de los años 80.
De los 12 puntos de acción de los que habla en su portal, algunos destacan en su estrategia, como el manejo de crisis de opinión pública y la llamada clínica del rumor: “previendo medios críticos adversos a una personalidad pública o a un ente gubernamental, creamos un sistema preventivo para la desactivación o compensación de rumores que permite corregir situaciones desestabilizadoras”.
El columnista de El Espectador Ramiro Bejarano aseguró en una de sus investigaciones que desde que Rendón “anda merodeando las altas esferas oficiales, la política se vulgarizó, porque ahora se controvierte a críticos y opositores a través del rumor, la conseja, la calumnia, el desprestigio, calculadamente propalados por los medios oficialistas".
Su vestimenta negra es coherente con su particular personalidad: vive solo, trabaja mucho, y dice que cultiva prácticas zen. No la abandonó el 7 de octubre del 2012, cuando registró su segundo fracaso en Venezuela para su palmarés.
Álvaro Verzi Rangel. Sociólogo venezolano, codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la

La semilla sembrada por la revolución mexicana y sus efectos tardíos en la política de este país un siglo después

México ante nuevas elecciones

Ediciones Culturales Paidós acaba de publicar el pasado año un libro titulado Breve Historia de la Revolución Mexicana, escrito por Felipe Ávila y Pedro Salmerón. Como indican sus autores en el título, a lo largo de 369 páginas, el lector puede tener una mirada panorámica a la principal revolución popular desarrollada en América Latina en la primera mitad del Siglo 20. Esta revolución, si bien en algunos aspectos resultó fallida en lo relacionado con las diferentes reivindicaciones que la inspiraron, ciertamente transformó el Estado mexicano produciendo importantes cambios que impactaron la vida de los mexicanos a lo largo del pasado siglo y que aún al presente se reflejan en los programas que impulsan los partidos políticos próximos a disputarse el poder en las próximas elecciones.
En efecto, de los vientos sembrados por la revolución mexicana en la primera década del Siglo 20, surgen las luchas políticas que especialmente a partir de la década de 1960 se han venido desarrollando desde entonces y hasta el presente en el México del Siglo 21. Indican los autores del libro, que ¨existen transformaciones fundamentales producidas por la Revolución que, independientemente de la posición historiográfica que se asuma, tienen que reconocerse¨. En ello tienen plena razón. Para Ávila y Salmerón, los principales logros de la Revolución pueden expresarse, en primer lugar, su amplia capacidad de movilización y violencia popular; en segundo lugar por el surgimiento o parto de un nuevo Estado político; y en tercer lugar, por la reforma agraria generada durante el desarrollo de la Revolución y el sustrato final de misma a partir de 1917.
En el primer renglón los autores del libro destacan que la ¨Revolución Mexicana fue un gran movimiento de masas¨. Se trata de una revolución surgida de la postura del pueblo ante la decadencia que representó el régimen del general Porfirio Díaz, héroe de la lucha contra la ocupación francesa. A Porfirio Díaz se le considera por algunos como el gran timonel que impulsó el inicio del proceso de modernización de México durante los años 1876 al 1911.
Tras la renuncia de Díaz y la posterior dictadura militar impuesta por el también general Victoriano Huerta, el reclamo de una reforma agraria prontamente se convirtió en la lucha de cientos de miles de campesinos en México que reclamaban profundas transformaciones en la tenencia de la tierra contra un gobierno que les oprimía y les despojaba de estas. Destacan los autores cómo la incapacidad del principal dirigente opositor a Díaz, Francisco I. Madero, no logró sus objetivos inmediatos impulsando un programa democrático burgués que promoviera un Estado constitucionalista. Habiendo logrado inicialmente la renuncia de Díaz, finalmente fracasa en su empeño democratizador ante la tibieza de sus reformas, abriendo el paso a que el principal estratega militar suyo, Victoriano Huerta, tras su muerte, se quedara con el poder dando inicio un nuevo periodo de dictadura.
Madero, indican los autores del libro, ¨no quiso o no pudo llevar la revolución hasta sus últimas consecuencias, y se limitó a encabezar una revolución política puesto que creía que la democracia sería la solución a los grandes problemas del país.¨ El resultado fue que emergiera de la nueva dictadura de Huerta, la fragmentación del Estado nacional y ¨la emergencia de tres estados regionales¨ en las zonas dominadas por cada uno de los tres ejércitos populares que se levantaron originalmente en la lucha contra Porfirio Díaz: el villista, el constitucionalista y el zapatista.
En segundo lugar, se señala que a partir de la derrota y destrucción del Estado porfirista, así como el advenimiento de la dictadura de Huerta, con el establecimiento del nuevo Estado revolucionario tras la celebración del Congreso de Querétaro, se exige que el gobierno asuma las principales reivindicaciones de la Revolución. En el debate entre las distintas fuerzas principales de la Revolución en torno a cómo asumir las mismas, comienza a quebrarse el frágil consenso entre los tres grandes bloques militares, dando comienzo a una guerra civil. En ella se enfrentaron, aún con sus diferencias, las tropas de Francisco Villa y Emiliano Zapata a las fuerzas constitucionalistas. La lucha contra Villa y Zapata inicialmente conducida por Venustiano Carranza hasta su fusilamiento, lleva eventualmente al control absoluto de las fuerzas constitucionalistas por parte de Álvaro Obregón.
El tercer cambio fundamental fue la Reforma Agraria, que trajo como resultado las mayores transformaciones en el campo habidas en México a lo largo de toda su historia. Esta reforma vino de la mano con la pérdida relativa del poder político de la oligarquía surgida tras el porfiriato, las grandes transformaciones impulsadas por zapatismo en el centro y sur y por el villismo en el norte y el apuntalamiento de un capitalismo con amplia intervención del Estado en los procesos económicos. Sobre el particular indican los autores del libro:
¨…la Revolución mexicana influyó y determinó en buena medida la evolución del país a lo largo del Siglo XX, no solo en la configuración del capitalismo con el Estado como pivote de la acumulación y del desarrollo económico, y no solo a través de un Estado corporativo que tuvo la capacidad de organizar, controlar y subordinar a las organizaciones populares a cambio de ofrecerles la solución desde arriba de algunas de sus principales demandas, lo que le permitió ser el Estado con el régimen político más estable y longevo del siglo XX. También la revolución fue utilizada por las organizaciones populares como un referente y símbolo que orientaba sus luchas, su organización y su movilización. La forma predominante de hacer política a lo largo del siglo XX fue la política de masas establecida por la revolución, la de los grandes colectivos, la de la movilización y la lucha callejera, en los centros de trabajo, en los ejidos y escuelas, a través de actores colectivos: sindicatos, centrales campesinas, organizaciones populares y estudiantiles, ya sea estos actores colectivos fueran aliados y subordinados al Estado corporativo y clientelar o fueran organizaciones independientes y contrarias al control estatal…¨
Tras el triunfo de las fuerzas constitucionalistas, el 5 de febrero de 1917 se promulgó la Constitución de México, la cual a pesar de ser obra de los vencedores, incluyó muchas de las reivindicaciones de los perdedores. Se indica por los autores que algunos historiadores señalan que se trató de la restauración de la Constitución de 1857 con algunas reformas y modificaciones.
Si bien la Constitución aprobada fue un documento más moderado en lo que atañe a su contenido reivindicativo que lo que fue el programa impulsado por Emiliano Zapata en el Plan de Ayala y más tarde impulsado en la Convención de Aguas Calientes el 10 de octubre de 1914, como también del Programa de Reformas Económicas, Políticas y Sociales de la Convención, que contó con el apoyo de Francisco Villa; ésta, en su artículo 27, consignó la principal demanda que había surgido del proceso revolucionario, que era el tema de la reforma agraria y el problema del acaparamiento de la tierra en manos de grandes latifundistas. El Artículo se ocupó, además, de atender los reclamos ancestrales de titularidad de las comunidades originarias sobre sus recursos naturales. Este artículo colocó en manos del presidente de la República la determinación en cuando a ¨decidir cómo, cuándo y a quienes y en qué proporción debía repartirse la tierra, así como las modalidades para la explotación del subsuelo¨.
El Artículo 123 de la Constitución, por su parte, recogió las principales demandas laborales, adoptando la política del Estado benefactor, dando paso al establecimiento de una profunda legislación protectora del trabajo y amplia legislación social. A diferencia de las reivindicaciones del zapatismo y el villismo, que reivindicaban estas transformaciones desde abajo, con la Constitución, aunque sin la profundidad inicial, se imponían las reformas desde arriba.
La Constitución estableció también, de manera fulminante, una total separación de Iglesia y Estado eliminando importantes privilegios que ostentaba la Iglesia Católica. La Constitución prohibió la posesión por parte de la Iglesia de propiedades y les prohibió desarrollar su culto fuera de las iglesias. A a la vez, la Constitución delegó en el Estado la responsabilidad absoluta en la educación de los niños y jóvenes. La actividad política de la Iglesia también fue suprimida.
Indican los autores de libro que el resultado de la Constitución fue la creación de un Estado benefactor ¨interventor, regulador y conductor de la economía, con la capacidad de controlar, subordinar y movilizar a los sectores populares gracias a la enorme legitimidad que le dio su origen revolucionario y a su facultad para llevar a cabo la reforma agraria, ofrecer educación y velar por los derechos de los trabajadores.¨
Con la llegada al poder de Álvaro Obregón, varios de los artículos de la Constitución de 1917 finalmente fueron puestos en vigor.
Fue durante el mandato de Lázaro Cárdenas del Río que se llevó a cabo el 18 de marzo de 1938 la expropiación petrolera y la entrega de los ferrocarriles a la administración obrera, creándose el Instituto Politécnico Nacional. Cárdenas dio un impulso a la educación con un perfil socialdemócrata y promovió la distribución de tierras entre los campesinos. Fue también bajo su mandato que se organizó el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), formado por cuatro sectores: popular, obrero, campesino y militar,. Este partido, más adelante se transformó durante la década de 1940 en Partido Revolucionario Institucional (PRI). Es este partido, el que desde entonces, junto con el Partido de Acción Nacional (PAN), ha mantenido la alternancia con el PRI.
Desde el siglo 19, en la lucha contra la el gobierno de Porfirio Díaz, en México se impulsó por parte de las fuerzas políticas emergentes dentro del Estado burgués, que sus dirigentes no gobernaran por más de un término consecutivo. Al pesar de que en los los pasados veinticinco años la alternacia PRI-PAN se ha repartido entre ellos, para las elecciones de 2000 surgió como fuerza electoral considerable un tercer partido, el Partido Revolucionario Democrático (PRD). Este partido surge de una escisión dentro del PRI. La división surgida llevó a que en ese año, por primera vez luego de 71 años de gobiernos del PRI, la Alianza por el Cambio, integrada por los partidos Acción Nacional y Verde Ecologista de México, obteniendo el 43.5% de los votos, derrotara al PRI y a su candidato Francisco Labastida. En estas elecciones participó también la Alianza por México, encabezada por su candidato Cuauhtémoc Cárdenas del PRD. Ese año, Vicente Fox fue electo presidente. Para entonces, a diferencia de hoy, el PRD se proyectaba como un partido de izquierda.
En las elecciones de 2006 el correligionario de Fox, Felipe Calderón Hinojosa, fue electo presidente de México. El entonces candidato por la izquierda del PRD, Andrés Manuel López Obrador, no reconoció los resultados y acusó de fraude al presidente Vicente Fox. Sin embargo, su protesta y denuncia no alteró el resultado oficial de las elecciones a favor de Calderón.
En las elecciones de julio de 2012, la presidencia de la República, como balón de futbol, cambio una vez más de equipo, obteniendo el triunfo el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto. Próximamente este verano, el pueblo mexicano concurrirá nuevamente a las urnas. En esta ocasión concurre una nueva organización denominada Movimiento de Regenaración Nacional (MORENA), el cual postula como candidato a la presidencia, esta vez por tercera ocasión aunque bajo otra agrupación, a Andrés Manuel López Obrador.
En un artículo reciente, publicado en ALAI-America Latina de 9 de enero de 2018 titulado La izquierda puede ganar en México , Emir Sader nos dice:
¨Ya son como ocho veces que la izquierda llega al final de la campaña electoral con posibilidades de ganar en México y, casi gana, le han quitado varias veces el triunfo. El Estado-partido del PRI ha sobrevivido a dos mandatos fuera de la presidencia, pero ha retornado y, aunque ha fracasado como gobierno, se ha debilitado con ello, mantiene el poder de imponer resultados a la fuerza como ha demostrado la elección del gobierno del estado de México.¨
Describiendo las estructuras electorales del PRI y el PAN, señala que son dos máquinas políticas ¨listos para accionar todo ese poder de aparato para disputar entre sí quién tiene mejores condiciones para enfrentarse al candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador¨.
De acuerdo con Sader, López Obrador ¨se ubica primero en las encuestas¨. Las posibilidades electorales frente a las maquinarias, conjuntas o separadas de estos dos partidos, las encuentra López Obrador en que ha venido ganando la base de sectores de empresarios y políticos vinculados tanto al PRI como al PAN. No obstante, señala la importancia que reviste para el proceso electoral de debilitamiento de estos dos partidos tradicionales.
Un factor adicional que pudiera incidir en el resultado de las elecciones es la participación de las poblaciones originarias. En México, de acuerdo con Marcos Matías Alonso, en su escritopublicado por ALAI- América Latina de 9 de enero de 2018, titulado México y la pluriculturalidad en el Poder Legislativo, el 21.5% de la población se considera a sí misma como parte de las comunidades originarias, también llamadas ¨indígenas¨. Este porciento totalizaría 25,694,928 ciudadanos, divididos éstos en 48.7% hombres y 51.3% mujeres. Esta cantidad, sin embargo, no compara con el número de legisladores electos por este segmento poblacional a la Cámara de Diputados, donde tan solo un 1% de sus integrantes son indígenas.
Un programa político que se acerque a las propuestas concretas que impulsa este importante sector de la población mexicana, que reivindique la solución de sus problemáticas, tendría un mayor potencial de allegar a la población indígena al proceso electoral. Un resultaro plausible sería el voto a favor de una organización que no impulse un programa neoliberal como el que ha llevado a cabo el binomio PRI-PAN, que es lo que se ha insertado en la vida mexicana durante las pasadas décadas y que hoy se profundiza más.
No obstante lo anterior, no debemos perder la perspectiva de lo que nos dice Sader en su escrito, al describir cuál ha sido el tendón de Aquiles de la izquiera electoral de México. A tales efectos nos recuerda que aunque en el plano de los partidos, los principales peligros para López Obrador aparentemente lo representan el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Acción Nacional, realmente ¨el principal adversario de López Obrador es el fraude, que varias veces impidió la victoria de la izquierda en las últimas décadas.¨ El otro gran peligro para López Obrador del cual nos advierte es la ¨postura de Trump en contra de México y del Tratado de Libre Comercio¨, a lo que además añade, el tema del Muro y la expulsión de inmigrantes.
Todavía es prematuro anticipar un resultado, particulamente en momentos en que asoma en el debate mexicano hacia dónde podría llevar un triunfo de López Obrador a quien se le señala por algunos como el Hugo Chávez de la política mexicana, mientras otros lo tildan de ser el émulo de Lula. A lo anterior, se suma los acercamientos y acuerdos entre el PAN y el PRD; y finalmente, los acuerdos de estos dos bloques con el PRI en el proceso de alternancia electoral en México. La situación la veremos definiéndose con mayor claridad en unos pocos meses.